El Pan de Cada Día

 

 

«El pan de cada día», nace de un dialogo entre la fotografía y la realidad social de los niños y niñas que sufren maltrato en cualquiera de sus formas.

Se explora el maltrato físico, el maltrato psicológico, el abuso sexual, y la negligencia o abandono.

Entre un 70% y un 85% de los niños maltratados conoce a sus agresores. La inmensa mayoría son víctimas de personas «de confianza».

«The daily bread», finds its roots in a dialogue between photography and the social reality of the girls and boys, that suffer abuse in its many forms.

It explores physical abuse, psychological abuse, sexual abuse and abandonment.

Between 70% and 85% of the girls and boys abused know their aggressors. The majority of them are victims of so-called «trusted persons».